Concepto MILF

 

Por Pepa Valenzuela

Y ahora que Sigrid a sus casi cuarenta, salió reina del festival, tiene un pololo jovencito y se tiró cuasi pilucha el famoso piscinazo resurgió el concepto MILF con fuerza en las redes sociales. Yo lo había escuchado hacía mucho. Pero cuando supe qué significaba, casi me caí de espaldas. Si todavía no lo sabe, entérese: Milf es en inglés mother id like to fuck. Tradúzcalo usted al español que mi elegancia innata me impide escribir sandeces. Pero se entiende: Milf se trata de una mujer mayorcita que ha sido madre y que se conserva tan potable, atractiva, bien tenida que hasta a los hombres más jóvenes, les parece comestible. Así es la cosa: porque el piropo no habla de una mujer mayor buena moza, interesante, que se esfuerza por mantenerse bella a pesar del paso del tiempo para engalanar la humanidad y el paisaje. No. Habla de una mujer, de una madre, que todavía está deseable según el sujeto que emite el piropo quien en teoría y si tuviera la oportunidad, se la llevaría a la cama. En buen chileno: una mamá tirable. Milf es una especie de mijita rica senior. Una derivación más bruta y al hueso del Mamacita. Un piropo bien puntudo que pasa colado porque está en inglés y como buenos chilenos que nos creemos europeos (cómo se morirían de risa los europeos), eso nos parece más chic que decirlo en español. (Haga el ejercicio en castellano y califica para que la milf en cuestión, le dé una cachetada que le deje la cara giratoria).

Porque ahí está el centro del asunto: en rigor, Milf no es un piropo, así como tantos otros que recibimos las mujeres y que de halagadores no tienen nada. No lo es, aunque los que andan muy campantes diciéndolo a diestra y siniestra a actrices de cine, a Sigrid, a ciertas ex ministras, así lo crean. Primero, por la grosería explícita de su significado: no te están diciendo que eres bella, te están diciendo que eres material para la horizontalidad, que te queda cuerda sexual, como si después de ser madre, eso fuera un milagro. Segundo y lo más importante, por la idea que subyace al concepto: que la maternidad es como un atropello casi irreparable al cuerpo, la sensualidad, belleza de una mujer (Y claro, una mujer es sólo eso en la cabecita de quienes usan el concepto Milf y otros). Eso dice el concepto: que las que se salvan de ese huracán de dar a luz, amamantar, criar, envejecer, conservando sus formas y gracias de lola, son las Milf. Las sobrevivientes. Las que a pesar de todo, de los hijos, los partos, los años, las estrías, la subida de peso, las canas, el revoltijo hormonal, siguen siendo un deleite para el paladar ajeno. Las que continúan siendo “mujeres”, como si eso fuera exclusivamente sinónimo de un tipo de belleza, el de la ricura extrema.

En un mundo donde hay más demanda por hacerse cirugías estéticas que por entrenarse para aceptar y disfrutar del paso del tiempo, donde una niñita que baila en la tele con poca ropa gana más que una secretaria y otras profesionales, donde la competencia por ser más delgada es mucho más ardua que la competencia por volverse una mejor persona, obviamente no extraña que Milf sea considerado un piropo. Y que hasta existan mujeres, con el cuerpo impecable, pero la autoestima por el piso, que se sientan honradas de serlo y que se los digan. Sólo quería decir al respecto, algunas precisiones: que la maternidad no es una hecatombe en la vida de una mujer, sino un paso natural y hermoso en el que el cuerpo muta para hacer algo mucho más bello que conservar calugas en la guata. Que las madres, todas, siguen siendo mujeres. Por lo tanto, continúan siendo bellas, deseables, bonitas, femeninas y sexuadas. Solo faltan ojos mejor preparados, más amorosos y menos trogloditas para ver y valorar esa belleza. Que hay misiones mucho más provechosas e importantes en la vida de las mujeres que pelear contra la naturaleza hasta con bisturí para mantenerse como lo que ya no son: cabritas de 15. Que a nadie le interesa saber qué considera “tirable” un cavernícola porque lo sabemos: el cavernícola se tirará cualquier cosa que se mueva. Al menos podría tener el respeto de mantener su cavernícola boquita cerrada. Y que para evaluar si algo es halagador o una falta de respeto, basta con hacer un ejercicio: preguntarles a los hijos de esas Milf si les parece bonito que sus madres sean etiquetadas como tales. Me tinca que ahí, habría varios combos de vuelta. 

Anuncios

6 pensamientos en “Concepto MILF

  1. Pepa, me encanta tu punto de vista. Hace años que te leo, porque me parece interesante como ves el mundo y como lo comunicas.
    Sobre este tema de las MILF, dices muchas verdades sobre la baja estima que arrastran (mos) las mujeres en general. Eso que a punta de bisturi se quiere negar que ya tienes 15 o 20 años, es una realidad.
    Pero, mira, yo soy casada, tengo 42 años y me veo de 35, estoy en muy buenas condiciones. Tengo un hijo, osea, ya vivi la maternidad. Vivo en Buenos Aires, y vivi en Sao Paulo y Mexico DF, osea tengo distintos angulos de una misma realidad.
    Por mi edad, estoy en el ojo del huracan. Y sucede que las mujeres estan tan sueltas, las cabras chicas de 20 para arriba son tan faciles e interesadas que los hombres de 40 solo miran las de 25 (para poner un promedio aceptable, pero 22 es la realidad) y eso quiere decir que, siguiendo la logica numerica, a las +40 les corresponden los +60. Es cierto que los 60 de ahora son los antiguos 50, pero te parece bien? Yo soy casada, pero con uno de mas 45 no me meto ni loca!
    Pero esa es la realidad. Y las +40 solteras se vuelven locas. La competencia es desigual, en una cultura sonde se venera lo post adolescente. Y en ese contexto, el concepto MILF es muy bueno, porque aunque seas tremenda profesional, si estas botella y nadie te hace un poke en facebook, la autoestima esta por el suelo igual. Es un juego diabolico.
    Por otro lado, soy madre. Y la maternidad es natural y todo eso, porque no queda otra, nosotras estamos mandadas a hacer para tener hijos y ellos no. El conpepto es maravilloso, pero la realidad del dia a dia no. El embarazo es caotico. El parto horrible. El post parto peor. Y hasta que el crio tenga unos 4 años, no tienes energias ni neuronas para otra cosa que no sea criar al crio (y trabajar cuando la realidad es laboral). Por lo tanto, es real que la maternidad te deja bastante asexuada. Las que dicen lo contrario es mentira y/o al crio lo cuida otra (mama, empleada, etc).
    Lo que te quiero decir, es que el concepto MILF no es tan malo desde la realidad de una mujer +40. Te aseguro que vino a salvar el autoestima de un porcentaje importante de mujeres. Le abrio los ojos a verias que estaban apagadas en la soledad del facebook y se abrio una gama completa de decadas para pasarlo bien, igual como lo hacen ellos.

    • Yo tengo 41 y tengo cuatro hijos, sí, son pequeños y vivo en un caos total en mi hogar, pero ni por todo el oro del mundo puedo considerar bueno su comentario, que desde el punto de vista de una mujer +40 el que alguien se refiera a mí como milf sea una forma de elevar la autoestima; en realidad su comentario me ha abierto los ojos y ver cuántas mujeres están tan dañadas en su amor propio para considerar que ser vistas como un pedazo de carne deseable sea algo positivo (y para qué decir de la “importancia” que le da a Facebook en su vida).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s