El nado

La vida es un nado. Al principio, nos enseñan a flotar. A agarrarnos de tablas, plantas, algas, lo que sea, para seguir a flote. Hasta que un buen día, uno descubre que puede nadar por su cuenta. Algunos entonces siguen de por vida flotando. Y otros, unos pocos, se lanzan a nadar. Y empiezan a aprender a moverse en el agua. Primero, pataleando, braceando con torpeza. Tentándose en agarrar tablas, algas en el camino, para descansar un rato flotando. Porque a veces nadar se vuelve difícil, cansador y cuesta. No es cosa fácil nadar, moverse en el agua por los propios medios, disfrutar el trayecto y del agua. A veces el agua se pone turbia, fría, porfiada. Entonces uno recuerda al niño que era y que flotaba aferrado de otras cosas y se tienta con aferrarse de nuevo, olvidando que lo único que permite el nado es soltar, tener los pies y los brazos libres para empujarse sobre el agua. Esa es una lección que una se tiene que repetir todos los días mientras va nadando, porque es la más fácil de olvidar: no te aferres, deja ir, suelta, despréndete. Tú sabes nadar solo. Y si nadas, es imposible el naufragio. Imposible ahogarse. Imposible hundirse. Sólo tienes que nadar.

Anuncios

12 pensamientos en “El nado

  1. Hola Pepa…hace pocos días camino a mi trabajo escuche una entrevista en la radio concierto…eras tu…la misma Ke en ovaciones leía en el LUN con sus datos de compras y cosas divertidas. Fue muy clarificador para mi….como la señal que estaba esperando para atreverme a “nadar sola”…tu testimonio me dio el empujón que me estaba faltando….ahora ansiosa por leer tu libro para sacar fuerzas y salir adelante…creo que se puede….tengo dos hijos maravillosos y un trabajo que me llena de alegría…quiero convencerme. Si..se puede….si,si,si puedo…todas las mañanas me repito lo mismo….

    • Y eventualmente podremos…cada una tiene su historia, algunas se dan cuenta antes y otras después… pero de a poco, con el tiempo, volveremos a ser las que éramos previo a estos personajes y aún mejores, porque saldremos fortalecidas. Como tú, esa es mi esperanza y me lo repito cada mañana porque lo creo.

      Como dicen por ahí: siempre que llovió, paró. Somos muchas las que lo estamos viviendo. Ánimo!!

      • Gracias por tus palabras acogedoras y cariñosas….a veces una se olvida que también existe esta forma de lenguaje…el que te contiene, ese lenguaje amoroso que te hace sentir apreciada….
        Primera vez que comento algo..no soy muy tecnológica..nada de redes sociales… Es un lindo gesto de tu parte el haberte dado el tiempo de responder…
        Muy agradecida
        Victoria

  2. Hola! Paso por aquí porque siempre había sido medio seguidora tuya, me gustaban tus twitteos y tus datos en LUN. El otro día, igual que el comentario anterior, leí el artículo sobre tu libro y me trastocó…supongo que has recibido muchos comentarios como el mío…pero a mi también me pasó. Perdí desde los 19 a los 25 con un gallo que parecía el hombre ideal y que poco a poco se fue llevando mi autoestima y mi tranquilidad, llevo 1 mes sola y sigo sintiéndome adentro del agua con la bolsa en la cabeza; como dice Constanza, son narcisos que vuelcan en una todo su egoísmo y el odio a sí mismos, y una se empieza a sentir culpable por “provocarlos”, insuficiente, impotente por no saber qué más hacer para darles el gusto. Gracias por sacar a la luz y verbalizar lo que tantas pasamos y nadie entiende, cómo mujeres bonitas, exitosas e inteligentes se dejan abusar psicológicamente y por qué aguantamos tanto. Un abrazo, grande Pepa!

    • Gracias a ti Carla, por el cariño. Una sola cosa: no perdiste el tiempo. Ganaste una experiencia de la cual una puede salir fortalecida, mejorada y más consciente. Hay que ver qué te vienen a enseñar esos personajes. Y seguramente, te enseñó lo que no vas a permitir más en tu vida para ser feliz. Un abrazo

  3. Hola Pepa… leí hoy el artículo acera de tú libro y tú historia en la revista Ya, bueno claramente no h leído él libro completo, pero quise buscarte para hacer un comentario y este fue él primer sitio que me mostró él buscador… tú personaje de Francisco se parece mucho a un personaje de mí vida, con él que he tenido cierto grado de relación ‘amorosa ‘ pero no tan cercana cómo la tuya

    • …Pero a pesar de no ser tan cercana con él tiempo se vislumbraron esas “mañas” en alguien que podía ser tan encantador… y l darme cuenta del abuso y buscar cierto apoyo me si cuenta qué personajes cómo estos pasan por su propio infierno… y claramente tienen un Desorden de Personalidad Narcisista que ni ellos pueden controlar, eso me ha ayudado también a entender, perdonar, pero no aún a dejar ir

      • A lo mmejor tú también llegaste a una conclusión parecida, pero bueno, sabrás ya que no estas sola y me alegra que hayas salido de eso, investigando me enteré de que un montón de personas en él mundo podían a diario con él abuso narcisista, y pude también indicar a otro en mí vida… mí papá. Lo bueno es saber que estas personas simplemente son discapacitados emocionales, pero también saber que lo mejor es salirse de su camino cuando es posible, porque sin tratamiento muy difícil que cambien…. Bueno, creo que perdí él hilo de mí.comentario . Sólo te dejo un cariñoso saludo y rescatar tú frase de ” tocar ese fondo fue un trampolín al autoconocimiento” y también a un entendimiento superior de la vida y relaciónes diría yo. Muchas bendiciones para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s