Apuntes sobre el territorio amoroso (parte II)

Por estos días, he estado escribiendo muchísimo. Y saliendo muchísimo también. La vida es muy sabia: Primero, devela y saca máscaras, después saca de una patada a la gente que no nos sirve (y que en algunos casos, no le sirven a nadie), y luego, nos pone a gente que sí tiene que ver con nosotros y tiene algo que decirnos y nos enriela de nuevo en el camino que estábamos recorriendo. Entonces ahí una se acuerda para dónde iba su micro y empieza a hacer todo lo que quería hacer y a estar exclusivamente con quienes quiere estar. Entre esas cosas, recordé mis apuntes sobre el territorio amoroso, que cada tanto voy ampliando con otras ideas sueltas que tengo. Los pensamientos nuevos, los publico acá para asentir o disentir. Como ya saben, son opiniones personales, bañadas de sarcasmo, amargura, ironía y otras, de pura verdad según yo. Nada que vaya a ser decreto ley próximamente, pero sí algunas cosas que honestamente creo que pueden resultar bastante ciertas.

Aquí les va. Pronto, algún adelanto de un libro que estoy escribiendo. Y de una maravillosa e insólita entrevista que le hice a Florcita Motuda llamada Los Preparativos funerarios de Florcita Motuda.

1. Suena obvio, pero no lo es: el amor hace bien. Lo que causa sufrimiento, daño, llanto y angustia corresponde a una ilusión óptica del amor, provocada por alguna patología que hay que tratarse con especialistas.
2. El amor es un trabajo y un juego. Hay que trabajar y jugársela por lo que uno quiere. Pero hasta cierto punto: si el movimiento no desata movimiento, si las cosas igual se atascan, hay que entender y aceptar que el destino también ocupa el estancamiento como una señal para mostrar un objetivo equivocado.
3. Durante el tiempo del duelo, un hombre abandonado o pateado representa un peligro público para la humanidad con faldas. Porque durante ese periodo, el hombre dolido generalmente entra en un ciclo inconsciente de desquite con el mundo en el que se convierte en una máquina de hacer pebre a otras. El objetivo del hombre dolido en duelo es recomponer el ego herido demostrando que se la puede y sanarse a través de una autodestrucción que incluye carrete, trago a destajo y mujeres tratadas como muñecas inflables. Por lo tanto, hay que tener cuidado con él y permanecer lejos de su guerra personal si una no quiere salir damnificada de yapa. Y no culparlos demasiado: el desquite masculino es un proceso inconsciente y siempre movido por la nula tolerancia al dolor masculina.
4. El diálogo es adulto y todo es conversable, hasta las barbaridades más tremendas. Lo único que hay que evaluar a la hora de conversar es si los dos hablantes son lo suficientemente adultos para tratar y entender el tema por completo. Si uno de ellos no lo es y el otro quiere decirle algo, no pierda su tiempo, es en vano: la existencia del mensaje sólo tiene sentido cuando hay un receptor capacitado para decodificarlo correctamente.
5. Lo peligroso no es no coincidir en los afectos ni en los tiempos. Lo peligroso es no hablar de las expectativas propias y ajenas a tiempo y con honestidad.
6. El sexo está sobrevalorado. Sobre todo tratándose del sexo a la chilena.
7. Cuando una mujer habla o quiere hablar, queda como loca, emocional, enrollada, cuática y obsesiva. Cuando un hombre habla o quiere hablar, queda como un tipo con los pantalones bien puestos y muy seguro de sí mismo.
8. No hay nada más tajante y definitivo que una mujer desencantada.
9. Muchas amantes ven en el matrimonio una garantía más que un ritual con el que estén de acuerdo. Se equivocan: nada ni nadie es garantía de nada en esta vida llena de sorpresas y en permanente cambio.
10. El que espía, siempre encuentra.
11. La desaparición sin explicaciones no sólo es un acto canalla y cobarde, sino que también la evidencia que la persona en cuestión es un niño que todavía está jugando a las escondidas.
12. Si usted adoptó un amante y lo crió como a un hijo más, no le pida después a ese hombre adoptado que la cuide y la proteja como un hombre grande.
13. Cansado del carrete, el vacío y el daño de otras, el hombre arrepentido siempre regresa en búsqueda de la mujer buena que alguna vez lo quiso y lo trató bien. Lo que la mujer buena debe saber es que el hombre arrepentido no la busca porque de pronto sufrió la iluminación del amor, sino que la sigue para encontrar un regazo seguro y dulce en el cual descansar y además, para comprobar que ella sigue ahí. Lo que el hombre arrepentido en este caso debe saber es que la mujer buena, por buena que sea, no es una calle que permanezca siempre en el mismo sitio. Y que por buena que sea, eso tampoco significa que la mujer buena sea huevona.
Anuncios

16 pensamientos en “

  1. Estimada Sita Pepa:En respuesta al comentario dejado en mi blog, relativo al comentario dejado por quien suscribe en su blog… solo me queda por decir:Es cierto… todo el mundo aprende su lección alguna vez, pero las estadisticas y mi experiencia personal dicen que la mayoria de las féminas que dicen haber aprendido la lección… reinciden a la primera. Así que ojo… no pase a engrosar aún mas estas estadísticas… saludos, chica buena.

  2. Si, soy la misma.Ese viaje a la mina tienes que hacerlo si o si, yo lo he realizado unas 4 veces, cada vez que viene algun amigo del extrangero es como el paseo tipico.Hay como 3 recorridos, dos que duran una hora y el otro donde llegas hasta la punta del golfo de arauco que dura como 2 o mas. Eso si no tienes k ser claustrofobica pq si no resulta imposible, no se ve nada si no es por la linterna que llevas en el casco y sientes el sonido de las olas del mar cuando chocan con la costa estando abajo.Es algo indescriptible la verdad, en mi vida he sentido la sensacion cuando uno esta en la mina.Ademas el paseo es super entretenido, por que los guias son personas que trabajaron en la mina cuando esta funcionaba, te cuentan historias de ellos, es bien pintoresco.Ademas aparte de visitar la mina, puedes pasear por el parque causiño, que es donde vivio isidora goyenechea, es mas todo lo que hay dentro de ese parque se lo construyo su esposo, es bastante romantica la historia.En fin podria pasar horas contandote pero mejor lo descubres tu misma.Bleeeessss

  3. pucha, estas mamás que se enferman en los peores momentos… jaja nah .. ojala nos encontremos en alguna otra ocasion..espero que se mejore pronto tu mami ^^ahora me voy a dedicar a leer tu blog que en en este finde apurado no he podido..un abrazo!

  4. mmmm… tengo mis discrepancias en el punto 3 y el 8… generalizar con los hombre nunca es bueno… creo que se traspaso de la raya de la objetividad y bordea levemente el territorio feminista…Con esto me estoy convfenciendo de a poco que a las chicas buenas, les gustan los chicos malos… desafío a cualquier fémina a que lo rebata con argumentos objetivos y coherentes.saludos

  5. “El que espía, siempre encuentra”En estos tiempos de facebook-blog y demases por mil, la voluntad es la mayor prueba.No meterse donde no quieres q te duela.Esa es la máxima.Ah! viene de cajón otra que me tinca que estuvo en el post anterior, y si no:– No se debe contar todo a la pareja, mucho menos si todavía no lleva el título. Guardar ciertos resguardos, no es mentir; es tenerse fidelidad a una misma.abrazooooShidi !

  6. “ESTAR LEJOS EMOCIONALMENTE…”UFFF… SI VENDEN LA RECETA O EL LIBRO DE AUTOAYUDA, DÉNME 3!!!Y CREO QUE ESO NOS HACE TAN HUEVONES, EN FIN.VA A PARECER MÁS HUEVÓN AÚN, PERO QUE ME POSTEARAS DESPUÉS DE SEGUIRTE POR TANTO TIEMPO (ZONA EN PAPEL) FUE MUY LA RAJA…AUNQUE AHORA QUE RECUERDO, UN PAR DE VECES INTERCAMBIAMOS MAILS PORQUE YO SIEMPRE VEÍA UN POCO DE SIMILITUD ENTRE MI HISTORIA Y LA TUYA CON CAMBOYA…NO SÉ SI ME RECUERDES.SALUDOS Y CARIÑOS PARA TI.

  7. Puchas Sandrasiempre he querido contestarte, pero no tienes blog! Creo que tú fuiste la misma que me pusiste eso de las minas del carbón y es una inquietud que tengo desde hace mucho: creo que algún antepasado mío fue minero de por ahí. Y lo que me dices ahora, tienes toda la razón! Jajjaja. Todo a menos que la buena-huevona no siga enganchada del especimen. Ud tiene razón. Pero para qué estamos: hasta las buenas-huevonas llegan a un punto de cansancio tal, que se liberan de sus lastres respectivos. Escuchanos, señor, te rogamos. Muchos cariños a ti

  8. Pepa:Cada dia me sorprendes mas!!!que cierto es lo que dices, para mi el mejor fue el punto 13 ( creo que sera el que cause mas efecto en tus lectores).Lamentablemente cuando la huevona buena aun no se olvida de ese especimen, sigue estando ahi para el, por que es el pobrecito arrepentido, ademas todas las mujeres tenemos complejo de heroinas y que podemos cambiar el mundo.Espero que en tu vida hayan aparecido los buenos.Cariños

  9. NOTABLE.Y MUY CERTERO.EL ANTERIOR TAMBIÉN LO LEÍ DETENIDAMENTE.IGUALMENTE QUERIA CONSULTAR SI EL APARTADO FINAL (EL 13 PARECE) ¿ ES APLICABLE AL REVÉS?, ES DECIR, ¿MUJER MALA QUE BUSCA A HOMBRE BUENO SIEMPRE?YO CREO QUE SÍ.SALUDOS.

  10. La esperada segunda parte :)Me perdi la polemica del post anterior…A mi me gusta lo que escribes, puede que este a favor o en contra de alguna opinion, pero es tu mundo y uno esta leyendo tu vision personal.Saludos cordialesKarlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s