HUMOR QUE MATA
La protagonista del libro se parece bastante a mí: torpe con los hombres, medio cómica, con una suerte de porquería en asuntos amorosos. Por eso, al final de la novela decide comprar un libro de autoayuda que le enseñará a comportarse como una chica bien, de esas a las que sí les va bien con el sexo opuesto, de las que triunfan en la conquista. Con él aprende a contenerse, y a disimular a la looser que lleva dentro. El libro se llama Manual de Caza y Pesca para Chicas y es de Melissa Bank, si alguien quiere leerlo. Los dejo con un pedacito del libro que me dio una luz sobre mis guateos en las lides del amor hace ya un par de meses.
“Leo el libro saltando de un titular a otro hasta que encuentro: “¡No seas divertida!”
Y pienso: ¿Pero por qué no hay que ser divertida?
– Porque divertida es lo contrario de sexy – me responde la elegante, estoica Faith (autora del libro)
– Pero a mí me atraen los hombres divertidos – protesto.
Y contesta la burbujeante Bonnie:
– No estamos hablando de lo que te atrae a ti, tonta. Tú puedes salir con todos los payasos y comediantes que quieras. ¡Y muérete de la risa, si eso te gusta! Pero no hagas tú los chistes.
– A los hombres les gustan las mujeres femeninas – dice Faith – Y el humor no es femenino.”