PEPA TIENE FESTIVAL
La Maca me había pedido una foto, una firma y las ganas. Pero hasta que no estábamos en el tercer piso del Casino de Viña del Mar y Cristalito, el único fotógrafo rubio natural de la revista, sacó su mega cámara, no supe en el tete en el que estaba metida. Lo cierto es que estaba ahí: sin haber ido jamás a una noche del Festival de Viña ni como calcetinera, ahora tenía una acreditación de prensa por obra y gracia de la Maca, mi dulce amiga de la revista de chicas para la que escribo, y para ser franca, para hacer una pega chiquita que justificara el pique. La idea era gestionar algunas entrevistas, pero sobre todo, vivir en primera persona la batahola festivalera desde la trinchera de los colegas. Esos mártires de las comunicaciones que trabajan como perros, duermen con suerte cuatro horas y cada noche de Festival se llevan una pifiadera de aquellas cuando los presentan. La gente no tiene idea cómo se sacan la mugre. Yo, desde mi humilde y cómoda pega de suplementos, les saco el sombrero. Si tuviera recursos, les hago un monolito y les prendo velas. Les juro.
El asunto es que con mi grabadora en mano, los únicos zapatos de taco decentes que tengo, vi circular a todos y de todo. A la tía Coty, que ya había entrevistado para la revista colorinche, y su peinado enlacado. A Amalia Granata (que a todo esto es una chiquitruca que me llega a la cintura) con un vestido bien rasca y su invitación falsa; a Marlen y su vestido rococó que yo encontré de lo más Nina Richie que había, a Sergio y Tomka por culpa de quienes me separaron a punta de empujones de Cristalito y cómo no, a Cecilia Bolocco y su mínimo vestido. Nada que decir: se veía guapísima. Al lado de ella, cualquiera parece Bob Esponja. Yo, me sentí toda la maldita noche de estrellas delgadas y embetunadas, como Barney. Barney versión notera simpaticona. Entrevisté a todos, por puras cabezas de pescado. Me saqué una foto con Hotu – y no me siento una cuma por amarle profundamente a él y su isla – y él me dio un piquito. Camiroaga me regaló un chocolate y por un segundo me miró a los ojos. Qué más podía pedir. En realidad ya me sentía pagada por la ola de guateos laborales y reportajes caídos por culpas ajenas, pero tuve un poco más: con la Maca y Cristalito volvimos a la noche de Tom Jones a Viña. Cantamos, trabajamos otro poco, fotografiamos a algunos fanáticos y esperamos a Los Bunkers. Y luego, nos juntamos con Leo Can y sus amiguitos de Emol a carretear después de que ellos, subieran sus textos, imágenes y videos. Terminamos en la azotea del O´Higgins tomando roncolas, fumando los pocos cigarros que nos quedaban y viendo el amanecer viñamarino mientras Cristalito nos tomaba fotos que claramente podrían arruinar mi vida. Pero por un día, dos noches, me olvidé de las trabas que me tienen con una pena negra en Santiago y entendí que aunque nada me haya resultado desde hace algunas semanas, soy una afortunada por estar donde estoy y tener el trabajo que tengo. De tanto ver colegas barriendo el piso con la lengua, tomando café, luchando en medio de masas humanas, juntando firmas por las restricciones a su trabajo, votando con energías renovadas por la reina, atentos a sus equipos, sin bajar la guardia, me sentí una vaca malagradecida. Porque yo tengo el lujo del tiempo y la libertad para decidir dónde estar. Al lado de ellos, soy una Lady Di del periodismo. Mientras hay demasiados en la galucha, yo estoy en platea – qué pituca y fifí me sentí al percatarme de eso – y por eso finalmente tuve que darme con una roca en los dientes por despotricar por mi mala suerte. Si al final, para qué estamos con cosas, nunca falta la hadita madrina que me pega una sacudida cuando estoy metiendo las patas. Gracias Maca, por favores concedidos.
Hoy en www.lun.com, busque y lea Un Dueñas en el Camino, acerca de cómo un hombre puede devastar a una chica exitosa y por qué una chica exitosa proclamada showoman no puede convertirse en una drama queen.
Anuncios

20 pensamientos en “

  1. Ahora soy yo a la que hay que recoger con cucharita, más bien con palitos chinos y repararme uno a uno. Sé que las cosas pasan y siempre es por algo, pero pucha que duelen, pero pasan. Gracias por la compañía y nuestras eternas conversas en el diablito -ahora tenemos otra integrante al club-cariños de una hada larga y delicada.

  2. Señorita Pepa:Me encantó su columna del metro-sexual en LUN. Me imagino que después de leer eso todas deberíamos sacar a la vieja reclamona que tenemos dentro y tirar chuchadas de lo lindo a estos caballeros sin moral.Saluditos!

  3. Wajaja… Peeepa!! increible tu columna del metro sexual, me senti ultra identificada y escuchada contigoo!! Jajaja yo soy la que pega los gritos en el metro cuando alguien le intenta correr mano a una mujer!! =DBesos y me rei como nunca… para variar!!! Sos increible ninia…

  4. Pepa faranduleera… qué bueno que este carnaval encartuchado y dirigido desde arriba te haya sacado sonrisas y parabienes.Entre todo el colegaje en el mundo periodístico, claro, se puede decir que eres bastante afortunadasalu2Shi !

  5. La verdad es que cuando veía las conferencias y las notas de prensa del festival lo único que se me aparecía en la mente era “pobres colegas”. Sin embargo, no puedo negar que antes de morir me gustaría vivir la experiencia de estar en medio del caos festivalero. Gusto en conocerte y te invito a conocer mi blog…

  6. Los dos últimos años viví el festival metido en el mar de periodistas, a codazos, en conferencias, correteando famosillos, etc. Este año por primera vez lo hice en hotel 4 estrellas y platea preferencial. Y por más cómodo que estuve, igual eché de menos el vértigo del 2005 y 2006. Saludos!!!

  7. Antes de dejar mis vacaciones digo:a)Oigan no hay que vilipendear a nuestro autóctono festival de viña, igual hubieron cosas sublimes…El guata de Tom Jones, todo un show-man el tipo; los Tres que tocaron en vivo como nunca, o mejor dicho como siempre, y tambien Lucybell estuvo bien, de hecho con unas 8 roncolas y una chica atractiva hasta un reggeton con don Omar me hubiera bailado jaja..me dio sed jaja..b)Ves Sita Pepa, no todo están malo, sólo que hay días mas lugubres que otros, y en realidad, cuando son tan oscuros uno no puede caminar y se frustra, lo importante, es mantener la calma, parar y reflexionar…Un besovamos que se puede

  8. Todos tenemos nuestros edpisodios de nube negra (me lo van a decir a mi…), pero lo importante es darse cuenta de donde uno está y por qué estas ahi… tu estas en platea porque te mereces estarlo y por eso la frente y el ánimo siempre arribaun beso y saludos.

  9. Muy cierto… a veces estamos tan inmersos en nuestras pegas, que no nos damos de la oportunidad que tenemos para valorar donde estamos parados.saludos niñay que el buen momento se prolongueatte Karlo

  10. Hola, querida amiga. La vida nos regala ciertos momentos de felicidad y es un lujo poder compartirlos contigo. Nada es tan malo y nada tan bueno, y estoy segura que encontraremos a nuestros compañeros que nos harán un poquito de cariño en esos días en que nos sentimos como estropajo usado. Tú tendrás a tu isleño maravilloso y yo, bueno yo a quien tú sabes. Te kiero mucho y aún no espera más viña 2007.Besos TU HADA LARGA Y DELICADA

  11. Pepa: espero q tus andanzas x el festival t hayan distraido d tu nube negra. Ánimo, ya saldrá el sol.Oye: buenisima la columna de Marlen, muy muy acertada, supiste decir lo que todos pensabamos. Buena Pepa!

  12. no sé porke a todos les da esa cosa de la fiebre festivalera, yo me pase años veraniando en viña para el festival y ni me enteraba de lo ke pasaba.pepa no te desanimes, no todo es tan malo, sacate la nube negra de encima de la cabraza y animate!saludos desde el frío!

  13. Una vez me dijeron que nada se puede tener en la vida de una buena vez. Pero lo que aprendí de eso fue que no se puede tener todo altiro, sino que todo va lento, y que al final todo lo que queremos llega, sólo hay que esperar. Quizás Pepaza te llegó primero el truinfar en el area del periodismo, de lo que hiciste tu vida, y obviamente después vas a conseguir arreglar toda la nube gris que te cubre la cabeza en Santiago. Disfruta este momento Pepita, eres afortunada de tener un don especial de desarrollar tus capacidades intelectuales haciendo del periodismo tu forma de vida. Aprovecha! Si Dios te dio tan hermoso don, sólo queda disfrutar y esperar a que llegue un Hotuiti XD a tu vida. Exito!Cariños, que estés bienCamila =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s